Páginas

La salud también se educa

Probablemente y con certeza, muchos de vosotros conoceréis este símbolo y todo lo que se esconde detrás de ese color rojo pasión, pero es precisamente esa falta o exceso de pasión la que, en ocasiones, nos hace olvidar que nuestros hijos no sólo necesitan protección, necesitan también información.

Con motivo de la celebración del día mundial de la lucha contra el SIDA creemos conveniente recordar desde la Alianza que hay algo que no debemos obviar, y es la necesaria información que tanto padres como educadores debemos facilitar a nuestros educandos para que sean capaces de tomar conciencia de la problemática y de este modo hagan un buen uso de todos y cada uno de los recursos que tienen a su alcance.

            No debemos permitir que exista un vacío informativo entre familia, escuela y niño cada vez que surgen temas de los que no acostumbramos a hablar. Porque si los niños intentan acceder a nosotros preguntando y no obtienen respuesta alguna, podrán preguntar una vez, dos, e incluso hasta tres, pero a la cuarta buscarán otra fuente en la que poder solventar sus dudas.

            Tenemos que ser accesibles a nuestros hijos, ya que si la comunicación entre padres e hijos es efectiva, ellos preguntarán más y por lo tanto nosotros no sólo podremos conocer las inquietudes y necesidades de nuestros hijos, podremos también facilitarles la información que ellos reclaman y de este modo crear un vínculo de confianza entre ambos que hará que ellos recurran a nosotros en primera instancia siempre que les surja un problema o una duda.



Miremos a nuestros hijos a los ojos y acompañemos esa mirada con su voz.
Solo escuchando y disfrutando del aprendizaje de nuestros hijos conseguiremos que puedan repetir aquello que algún día escucharon.

Si eso sucede, vamos por el buen camino porque tan importante es saber hablar como saber escuchar.

Laura Blasco (Equipo Alianza Educativa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada